La reclamación de cantidad en Francia: un problema recurrente para las empresas francesas y extranjeras

En Francia, una vez que las reclamaciones amistosas no han dado resultado, y tras un requerimiento previo infructuoso, el acreedor podrá optar entre los principales procedimientos de reclamación de cantidad indicados a continuación.

Cuando se trate de una deuda comercial, el procedimiento monitorio se presentará, en Francia, ante el Tribunal de comercio, compuesto por jueces no profesionales, llamados juges consulaires, que se eligen entre comerciantes y dirigentes de empresas.

El procedimiento monitorio de pago de una deuda comercial en Francia (conocido como l’injonction de payer)

Si se trata de una deuda comercial, el procedimiento monitorio se presentará ante el Tribunal de comercio territorialmente competente.

Es una vía rápida y ágil para la reclamación de créditos comerciales.

Puede tratarse de un crédito resultante de un contrato (compraventa comercial o préstamo bancario, por ejemplo); de la ley (pago de las cotizaciones a la seguridad social, por ejemplo), o de un título de crédito como la letra de cambio, el pagaré o la cesión de créditos profesionales conocido como bordereau Dailly.

Cabe resalta que no puede utilizarse l’injonction de payer ante el Tribunal de comercio en el caso de impago de un cheque por falta de fondos, existiendo en este caso un procedimiento específico.

Para poder iniciar un procedimiento de injonction de payer, el deudor debe ser una persona de derecho privado, ya sea, física o jurídica, establecida en Francia.

El acreedor deberá, en un primer momento, presentar un escrito para solicitar que le sea expedida una decisión denominada ordonnance d’injonction de payer. Es un procedimiento que no es contradictorio, al poder acordarse esta decisión judicial sin haber podido el deudor presentar alegaciones ante el juez.

El escrito inicial debe ir acompañado de la documentación que permite justificar del importe de la deuda y su origen.

Si el presidente de la jurisdicción otorga la ordonnance d’injonction de payer solicitada, el acreedor podrá, a través de un huissier de justice, oficial de justicia independiente, notificar oficialmente al deudor la misma, en el plazo de 6 meses a partir de la fecha de la ordonnance d’injonction de payer.

A partir de esta notificación oficial, el deudor podrá, en el plazo de un mes, oponerse a la decisión judicial, en cuyo caso se iniciaría un debate contradictorio.

En el supuesto de oponerse el deudor, el Tribunal de comercio convoca a las partes por correo certificado con acuse de recibo, a un juicio en audiencia pública, y la sentencia que será dictada por el tribunal, y ya no por el presidente de la jurisdicción, se substituirá a la ordonnance d’injonction de payer.

En el supuesto en el que el deudor no presente escrito de oposición a la injonction de payer en el plazo de un mes, la ordonnance d’injonction de payer será definitiva y producirá los mismos efectos que una sentencia contradictoria, pudiendo procederse al embargo de los bienes del deudor.

El deudor no podrá interponer recurso de apelación, quedando únicamente abierta la vía de la oposición (tierce opposition).

El recurso en casación es posible a condición de que únicamente se ataquen las condiciones en que se ha otorgado el título ejecutivo.

El procedimiento ordinario o el référé-provision ante una deuda comercial

En Francia, cuando la injonction de payer no es posible, el acreedor puede demandar al deudor ante el tribunal de comercio optando por un procedimiento ordinario que será contradictorio y que permitirá debatir del fondo del asunto.

Existe un procedimiento especial que permite obtener una provisión, llamado référé-provision, que se presenta ante el presidente del tribunal de comercio y que permite al acreedor, incluso sin que haya urgencia, obtener la condena del deudor al pago de una provisión igual al total de la deuda impagada, a condición de que se establezca que esta no es seriamente cuestionable.

Reclamación de cantidad en caso de estar el deudor en concurso de acreedores

Si el deudor está inmatriculado en el RCS (Registre du commerce et des sociétés), se recomienda comprobar si no está incurso en un procedimiento concursal.

Cabe recordar que estos procedimientos conllevan que se suspendan las acciones individuales de los acreedores contra el deudor, pudiendo aquellos simplemente proceder a declarar sus créditos en las condiciones y plazos fijados por la ley.

El exéquatur en Francia de una decisión extranjera relativa a una reclamación de cantidad

Una decisión judicial extranjera goza, en principio, en Francia de su reconocimiento de pleno derecho. Es solo a efectos de ejecución que la misma debe ser previamente declarada con fuerza ejecutoria a través de un procedimiento denominado exequátur.

Este principio es reconocido por todos los convenios internacionales y los reglamentos europeos.

De este modo, una decisión extranjera por la que se condena al pago de una cantidad a una persona residente en territorio francés, podrá ejecutarse si se obtiene el exequátur.

El exequátur no supone un tercer grado de jurisdicción. Solo permite comprobar la regularidad de la decisión extranjera conforme a las disposiciones previstas por los textos y la jurisprudencia, que permita que sea reconocida y ejecutada en Francia. No se trata de una revisión de la decisión dictada en el extranjero.

En el ámbito de la Unión europea, cuando se trate de reconocer y ejecutar una Sentencia dictada por un Tribunal de un Estado miembro de la Unión Europea, se aplica el Reglamento n°1215-2012 del Parlamento europeo y del Consejo de 12 de diciembre de 2012. El artículo 36 del reglamento prevé el reconocimiento de pleno derecho de las resoluciones que emanen de otros Estados miembros en materia civil y mercantil.

Por otro lado, el Reglamento europeo n°805-2004 del Parlamento europeo y del Consejo de 21 de abril de 2004 por el que se establece un título ejecutivo europeo para créditos no impugnados facilita el reconocimiento de las resoluciones relativas al cobro de deudas. Un título ejecutivo europeo otorgará fuerza ejecutiva de pleno derecho en Francia a la decisión que lo contenga.

Fuera del ámbito de la Unión europea, el reconocimiento de las decisiones judiciales extranjeras que conlleven condena al pago de una deuda comercial debe regirse o bien por lo dispuesto en un convenio internacional bilateral entre Francia y el país del que emane la decisión judicial, o bien por el derecho común.

La sentencia de la Cour de cassation de 20 de febrero de 2007 (Cass. 2e civ., 20 févr. 2007, n° 05-14.082), ha fijado los criterios que las jurisdicciones francesas deben comprobar para otorgar el exequátur, en ausencia de convenio bilateral y que son:

  • La competencia indirecta del juez extranjero, basada en el vínculo entre el litigio y el juez que conozca del exequátur
  • La conformidad al orden público internacional en el fondo y en el procedimiento,
  • La ausencia de fraude de ley.

En ningún caso, el juez francés que conozca del exequátur no podrá comprobar que la ley aplicada por el juez extranjero es la que designa la regla francesa de conflicto de leyes.

El exequátur de una decisión extranjera permite proceder a la ejecución forzosa de la decisión, pudiendo procederse al embargo de los bienes del deudor.


 

Últimos Post

Reclamación de cantidad en Francia

Del pequeño retraso al impago, la reclamación de cantidad es un problema recurrente para las empresas pudiendo crear graves problemas de liquidez.

El acreedor, ya sea francés o extranjero, dispone en Francia, independientemente de los procedimientos europeos únicamente aplicables en un contexto europeo (título ejecutivo europeo, procedimiento monitorio europeo, procedimiento europeo de escasa cuantía), de varios procedimientos para proceder al cobro de deudas comerciales.

Divorcio de mutuo acuerdo sin juez

Divorcio de mutuo acuerdo en Francia, sin necesidad de un juez, es posible desde el 1 de enero de 2017.

Sucesiones en Europa: posibilidad de elegir la ley aplicable a la sucesión

El Reglamento europeo (UE) 650/2012, aplicable a partir del 17 de agosto de 2015, permite a toda persona elegir la ley aplicable a su sucesión mediante disposiciones mortis causa, pudiendo formalizar esta elección de ley de forma expresa e incluso de forma tácita.

Régimen especial de IVA para servicios electrónicos

El régimen de IVA aplicable a los servicios de telecomunicaciones, radiodifusión o de televisión y a los prestados por vía electrónica a consumidores finales domiciliados en la Unión europea.

IVA intracomunitario y ventas online. Baja en Francia el límite del valor anual de ventas a distancia

Desde el 1 de enero de 2016, Francia ha bajado a 35.000 euros el límite del valor anual de ventas a distancia que un empresario europeo puede hacer a consumidores franceses aplicando el IVA del país en el que se encuentre establecido.